lunes, 15 de diciembre de 2014

Vicente Lampérez y Romea

VICENTE LAMPÉREZ Y ROMEA, LA RESTAURACIÓN DEL PATRIMONIO


Vicente Lampérez y Romea nació en Madrid, en el año 1861, fue un destacado restaurador, arquitecto e historiador del arte español. Formo parte de la Real Academia de la Historia.

Estudio en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, de la que posteriormente sería profesor. Su primera obra escrita importante fue publicada en el 1909, el libro titulado Arquitectura Cristiana Española fue una obra de referencia.

Discipulo de Ricardo Velázquez Bosco, fue catedrático y posteriormente director de la Escuela de Arquitectura de Madrid (1920-1923) y academivo de la Real de la historia desde 1916 y de la de san Fernando desde 1917.

En el año 1914 obtuvo el premio del Circulo de Bellas Artes por la obra La casa antigua española, que plasmaba sus ideas sobre la arquitectura, basadas en nuestra tradición, llegando a la conclusión de que el único camino sincero en la Arquitectura era el de volver a los estilos tradicionales, que durante siglos y siglos habían perdurado y constituían una garantía.

Como restaurador tuvo un gran impacto en la península, y como obras más importantes de restauración encontramos La Casa del Cordón en Burgos (1906) y la Catedra de Cuenca (1907). Su obra literaria es más extensa, destacan los títulos Arquitectura civil entre los siglos I al XVIII (1922), Los grandes monasterios españoles (1920) y Historia de la arquitectura cristiana (1935).

Sus conceptos y criterios teóricos y estéticos han sido estudiados por Navascués, Sambricio, Alonso Pereira, Isac, Arrechea y, de forma más monográfica, por Gallego Fernández.


Vicente Lampérez y Romea falleció en enero de 1923, después de estar casado con la escritora y pintora española Blanca de los Ríos.


TEORÍA DE LA RESTAURACIÓN


Las ideas de la restauración de Vicente Lampérez siempre han ido ligadas a un conservadorismo bastante elevado, su pensamiento se puede resumir en la siguiente cita del mismo:
“Restaurar un edificio antiguo es volver a construir partes arruinadas, o a punto de arruinarse, en el mismo estilo arquitectónico original”.
-Vicente Lampérez y Romea-

Su pensamiento fue fundamental en la elaboración de una metodología concreta de actuación en la restauración. Fue el primer arquitecto en desarrollar un método de actuación, que iba completamente ligada a una intensa labor de investigación de la Historia de la Arquitectura española, intentando dar un orden y organización a los estudios realizados hasta la fecha.

Aunque comenzó su andadura laboral como auxiliar en la restauración de la Catedral de León, pronto comenzó a sentirse atraído por las ideas de Violet-Le-Duc, a pesar de que en la época en la que se encontraba empezaban a criticarse sus actuaciones, poniendo sobre la mesa los pensamientos más avanzados de Ruskin.

A partir del año 1900 comienza una intensa actividad de estudio y clasificación de los monumentos y edificios de la península, con tal de recopilar documentos gráficos, levantamientos y fotografías para tener una base de actuación y conocimiento bien clasificada.

Después de estos trabajos de campo, Vicente Lampérez ya presumía de una ideología muy marcada, de un carácter muy continuista con la escuela de Violet-Le-Duc. Defendía la imposibilidad de restaurar o reconstruir monumentos antiguos utilizando técnicas contemporáneas, ya que constituiría una falsificación de estilo. La restauración en estilo fue su estandarte durante toda su carrera, además, el arquitecto encargado de una restauración no debía tener ningún tipo de intervención personal en una restauración, sino que debía ser algo impersonal.
“Queda al arquitecto el cuidado de <<rehacer>> lo menos posible, de no <<inventar>> nada, de prescindir de su personalidad, procurando ser el continuador del que hizo el monumento”.
-Vicente Lampérez y Romea, La restauración de los monumentos arquitectónicos-

Por ultimo cabe destacar que para Vicente Lampérez no todos los monumentos necesitaban ser restaurados, clasificaba entre edificios vivos y edificios muertos (M. L. Cloquet), siendo solo los primeros los que necesitan de una restauración, al ser monumentos que conservan un uso conocido, los muertos simplemente se ha de evitar que se arruinen.



-       A favor de Vicente Lampérez:

Lleva a cabo un profundo estudio de los monumentos nacionales y regionales de España, recopilando información de edificios descatalogados.

Diferenciación de monumentos “vivos” y “muertos” como filtro para restaurar.

-      En contra de Vicente Lampérez:

Restauración con el mismo estilo arquitectónico original

Criticaba la utilización de técnicas contemporáneas y materiales de la era industrial para la restauración.

Defendía la impersonalidad de la obras, dejando al arquitecto encargado en segundo plano.




CRÍTICA

La ideología de Vicente Lampérez fue duramente criticada, sobre todo por la época en la que se encontraba. La escuela inglesa de Ruskin criticó duramente su arquitectura conservadora, denominando sus teorías “pintorescas”. No se quedó en nada la disputa, ya que Vicente Lampérez llegó a decir:
                “Respetad los monumentos-dicen los conservadores a los restauradores- imitando a los ingleses, que por no tocarlos no podan la yedra que por sus muros trepa. Poética frase en verdad; pero a la cual puede oponerse que como el tiempo, no tan respetuoso como los ingleses “toca” incesantemente al muro, llega  un día en que si no se reconstruye aquel de nuevo y por completo, perece el monumento… y la yedra cuidadosamente conservada. De modo que hay que optar o por quedarse sin monumentos o por restaurarlo.
-Vicente Lampérez y Romea-

También fue criticado desde la fácil posición de arquitectura posterior, como las de Alfredo Morales, que se cuestiona su ideología argumentando que cualquier estilo es apto para restaurar si es tan válido como el anterior:
                “La restauración tiene como finalidad terminar construcciones inacabadas, […] conforme a una práctica arquitectónica que se considera tan válida como la original.”
                                                                                               -Alfredo Morales-


Finalmente también recibió duras críticas por su obra Historia de la Arquitectura cristiana, referido a la concepción del arte mudéjar, por su incorrecta valoración e interpretación de los aportes islámicos o su visión de las iglesias españolas de ladrillo refutada por el marqués de Lozoya.


PROYECTOS DE RESTAURACIÓN

-          Fachada de la catedral de Cuenca:


Hundida la fachada barroca, la restauró con el razonamiento de su época que era pureza del estilo y reiteración de elementos interiores en el exterior, dado que se carecía de los diseños originales, siguiendo las teorías de Viollet-le-Duc. Esta obra fue continuada pero no terminada por Modesto López Otero durante la Segunda República Española por los cuestionamientos, especialmente de arquitectos más bien anodinos y de escasa trayectoria restauradora.





-     Casa del Cordón, Burgos:


El principal objeto de esta reforma era evitar la ruina inminente del edificio. Como resultado se homogeneizan fachadas, y se reordena la distribución de ventanas y balcones. Se reconstruyen los elementos que se han perdido, basándose en documentación histórica.



-     

      Catedral de Burgos:
 

Emprendió una restauración profunda de esta capilla, quitando el enlucido adicionado de los muros y bóvedas y se renovó por completo la portada que da a la nave. También se remontan a esta restauración las ventanas de tracería neogótica, las arcadas ciegas de los muros y la mayor parte de los restantes elementos arquitectónicos.







-      Castillo de Manzanares El Real:

La intervención se centró en el interior del edificio para poderlo abrir a las visitas, alzándose las estancias y las galerías en torno al patio teniendo en cuenta los elementos conservados para reconstruir las partes perdidas.




-       Colegio Niño Jesus (Burgos)

-       Casa de Mercurio (Burgos)

-       Sede del Círculo Católico de Obreros de Burgos


OBRA ESCRITA

-       Arquitectura civil española de los siglos I al XVIII (1993).

-       Historia de la arquitectura cristiana.

-       Historia de la arquitectura cristiana en la Edad Media.
Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo. ISBN 978-84-7846-905-5. ISBN 84-7846-905-2

-       Historia de la arquitectura cristiana en la Edad Media (1999).
Ámbito Ediciones, S.A. ISBN 978-84-8183-064-4 ISBN 84-8183-064-X obra completa

-       Los Mendozas del siglo XV y el Castillo del Real de Manzanares (1916).


BIBLIOGRAFÍA

  Lampérez, V.: “Tradicionalismos y Exotismos”, conferencia publicada en A y C, nº 7, 1911,   pp. 194 y ss., en Alonso Pereira, J. R .ct., p. 90

  Javier Rivera Blanco.: El comienzo de la historia de la arquitectura en España, Vicente         Lampérez y Romea.

  Lampérez, V.: Arquitectura civil española en los siglos I al XVIII (1993). Ediciones Giner.

  Lampérez, V.: Historia de la arquitectura cristiana en la Edad Media. Junta de Castilla y       León. Consejería de Cultura y Turismo

  El pensamiento de Vicente Lampérez y la restauración del patrimonio:




No hay comentarios:

Publicar un comentario